Se empieza fumando con un cigarrillo en una noche de tragos con unos amigos, tal vez para agradar a tus amigos o porque simplemente así lo querías, después fumaste otro porque tus compañeros de trabajo también lo hacen, y luego se busca cualquier excusa para fumar y cuando menos te das cuenta lo haces más frecuentemente y estás fumando una cajetilla diaria; sin duda ya es una adicción.

El cuerpo empieza a sentirse débil, observas cambios, ya no ves un rendimiento óptimo en el día a día de tu cuerpo, tu aliento no es el mismo, los dientes van cambiando de color, se disminuye el apetito, te falta la respiración, la piel se opaca y empieza a arrugarse, te enfermas más seguido y cada vez es más difícil curarte por completo; muchas veces cuando se observa cómo se vuelven de crónicas algunas enfermedades como por ejemplo respiratorias se decide no hacerlo más.

Entonces un buen día decides no fumar, pero intentas repetidas veces sin poder lograr tu objetivo; de la misma manera se comienza a buscar métodos o programas varios para poder dejar de consumir cigarrillo, obteniendo siempre un resultado negativo. Está demostrado que lo más determinante en el éxito para dejar de fumar es la fuerza de voluntad y la motivación que se tiene para detener este hábito tan desagradable. De esta manera, puede asegurarse que no existe un método 100% eficiente, por cuanto cualquier individuo que intente lograr esta meta sólo depende de sí mismo para lograrlo.

Lo inicial para dejarlo es la decisión, hay que buscar una forma de esquivar pensamientos relativos al tema, en lugar de tener en mente los días en que no podrá disfrutar del cigarrillo, puede tener en su cabeza todas las actividades que ahora sí podrá realizar. Procure cambiar su estilo de vida, comience a realizar actividades físicas, deportes como el yoga, pilates, y similares pueden ser muy eficaces. Evite el consumo de bebidas alcohólicas o con alto contenido de cafeína, porque este tipo de consumiciones pueden impulsarle a consumir cigarrillo.

Durante dos décadas se ha podido ver en el mundo que menos lugares, tanto públicos como privados, permiten el consumo del cigarro, esto se ha debido tanto a iniciativas privadas como gubernamentales, y es que se ha determinado de manera científica que el cigarro es una amenaza a la salud pública considerable; de hecho, seis millones de individuos mueren a causa del cigarro cada año, y lo más escandaloso es que de estas personas, casi un millón no son fumadores directos, sino indirectos o pasivos.

Muchas organizaciones no gubernamentales y también del gobierno, están al frente de una insaciable lucha para poder hacer cumplir la legislación existente en cuanto a los espacios libres del humo del cigarro, intentando que los comercios, y oficinas estén libres de la presencia de este humo mortífero. El mayor problema con el consumo del cigarrillo es que no sólo afecta a la persona que es adicta, la cual toma decisiones y puede determinar si arruinar su salud o no, sino que también afecta a las personas que pasivamente inhalan este humo, sólo por estar cerca de otra persona que esté consumiendo cigarros.

En todo el mundo debe haber políticas más intensas y eficientes para la creación de una conciencia que esté en contra del consumo del cigarro. De esta manera, se debe asesorar y divulgar información sobre los daños que ocasiona el cigarrillo, y también los beneficios que trae a la salud pública el abandono social del consumo del cigarrillo. Hay quienes establecen que es suficiente la muestra de advertencias en los productos, o la inexistencia por causa de prohibición, de publicidad destinada al consumo del tabaco; pero la verdad es que si fuese así de fácil, ninguna droga fuese ilegal, sino que todas podrían consumirse con estas facilidades que dan a la industria del tabaco. La verdad es que no debería ser tan floja la lucha contra el consumo del cigarro, por cuanto es una de las principales causas de muertes en todo el mundo, ocasionando grandes enfermedades no sólo a sus consumidores sino a las personas que infortunadamente conviven con personas consumidoras.

Desde que se inició el consumo de la hoja de tabaco típica de los aborígenes americanos y fue incluida en la vida de las demás culturas, se ha mantenido un fuerte lazo o relación con el consumo del café, y esto lo podemos apreciar constantemente en nuestro entorno diario, como en el trabajo, en un restaurante, durante reuniones familiares o sociales, pero sin saber que el cigarrillo y el café son una mala combinación para el buen funcionamiento de nuestros órganos.

Dejar de fumar es sumamente difícil para quien ejerce esta actividad, por el componente adictivo que presenta el cigarrillo, esta es una afinidad que posee con el café, ya que esta bebida contiene una sustancia llamada cafeína, la cual tiene una igualdad con la nicotina, pues surte en quien la ingiere un efecto muy dependiente.

Trastornos provocados por esta combinación

El cigarrillo y el café son una mala combinación desde cualquier punto de vista, pues por si solos son productores de enfermedades en el aparato respiratorio, cardiovascular, hepático, renal, óseo y neurológico, por lo que su consumo en combinación producirá un efecto potenciado que aportara mayor deterioro de estos sistemas.

¿Te has preguntado que daño provoca el café? Por si solo el café no es tan dañino si no se ingiere en exceso, pero su alta frecuencia es perjudicial para el corazón principalmente, ya que provoca un aumento exagerado y arrítmico de la frecuencia y fuerza cardiaca provocando primeramente casos de hipertensión arterial y más gravemente miocardiopatías hipertróficas. También es conocido que su consumo puede estimular a la obstrucción de las arterias coronarias, evitando el flujo sanguíneo hacia el corazón y produciendo Síndromes coronarios agudos, como un infarto al miocardio.

Si solos tienen características perjudiciales, imagina lo que pueden hacer juntos, además de tener ambos efectos estimuladores en hígados grasos, y es por esto que se dice que el cigarrillo y el café son una mala combinación.

El cigarrillo y el café una mala combinación que genera insomnio y ansiedad

Otros de los trastornos comunes que se presentan por el consumo de estas sustancias es la pérdida del sueño pero acompañada de cansancio y la sensación de ansiedad o angustia, que fungen como consecuencias pero a la misma vez como desencadenantes para el aumento en la frecuencia de consumo ellos, convirtiendo a esta adicción en un círculo vicioso.

Iniciar con la búsqueda de un tratamiento para dejar el consumo del cigarrillo ya es dar un paso adelante para iniciar una nueva vida, normalmente las personas que deciden dejar el cigarro de manera repentina y brusca sin tener un plan en el tratamiento para la desintoxicación terminan fracasando, por lo tanto explicaremos de manera detalla un plan preciso que si se sigue de manera exacta desenvolverá en una vida libre de consumo de cigarrillo.
Es importante recalcar que para poder llevar al pie de la letra las indicaciones que daremos a continuación requeriremos una ayuda médica profesional debido a que parte del tratamiento para dejar el consumo del cigarrillo requiere uso de medicamentos que serán estipulados por órdenes médicas y se necesitara la autorización medica normalmente para su adquisición (esto dependiendo de las medidas que se tomen según cada país).

Manera de iniciar el tratamiento

Antes de asumir una manera desesperada e iniciar con el tratamiento médico indicado en una consulta debemos mentalizarnos que iniciaremos una vida distinta más sana y prolongada, esto llevara tiempo, por lo tanto ir paso por paso y con cautela es elemental.
Primeramente se debe calcular cuántos cigarrillos se consumen al día y establecer una primera meta en un tiempo que se observe que podamos adaptarnos, por ejemplo, un empleado de cerrajeros Barcelona fumaba 6 cigarros al día y fue reduciendo poco a poco, luego de saber cuántos cigarrillos consumimos y establecer una fecha tope para nuestra meta de manera rigurosa disminuiremos el consumo de cigarrillos a la mitad y luego volver a repetir este método.
Luego cuando hayamos finalizado el primer pasó proseguiremos a la parte rigurosa y donde requeriremos ayuda médica, para completar el tratamiento para dejar el consumo de cigarrillo existen parches, gomas de mascar, aerosoles o grageas de nicotina que no son adictivos y requeriremos su uso para la eliminación de manera instantánea el abandono de este hábito tan perjudicial.

Para iniciar el tratamiento con los medicamentos anteriormente mencionados y tener un resultado de excelencia primero se debe estar adaptado a la disminución de la ingesta del cigarrillo, luego procederemos a sustituir estos por alguno de los medicamentos antes mencionados para adaptarnos de una manera idónea mientras se mezcla con el ambiente.
Por ultimo evite de manera muy minuciosa no estar en contacto físico con algún cigarrillo, recuerde que luego de iniciar el tratamiento empleando medicamentos es crucial que en los tres primeros meses no manipule de ninguna manera un cigarro o tabaco.

¿Es necesario el uso de los medicamentos?

Todo depende de la fuerza de voluntad de cada individuo, pero se debe recordar que este tipo de medicamentos son unos grandes aliados para que durante el tratamiento para dejar el consumo de cigarrillo debido a que estos buscan evitar que las personas de cerrajeros Valencia que están cambiando su estilo de vida sufran el conocido síndrome de abstinencia.
Si desea evitar los medicamentos, le sugerimos emplear la primera parte del método pero luego de haber finalizado las dos primeras disminuciones de consumo ir disminuyendo de manera más moderada hasta que lleguemos a ingerir un solo cigarrillo diario así adaptamos a nuestro cuerpo y se evita el síndrome de abstinencia.

Cuando se inicia en un tratamiento para dejar el consumo de cigarrillo se está entrando en un camino largo y que requiere mucha valentía y coraje esperamos que tenga éxito, una innumerable cantidad de personas lo han logrado, tú también puedes.

Durante el embarazo es necesario que la madre se encuentre en un completo estado de salud, puesto que cualquier enfermedad que se le presente es capaz de generar alguna alteración en el desarrollo del feto sobre todo durante los primeros meses de gestación.
El consumo de cigarrillo en el embarazo genera en gran medida una disminución en el aporte de oxígeno al feto, provocado por los efectos del monóxido de carbono y nicotina, que son sustancias toxicas que por lo general tienden a producir supresión del sistema nervioso central, induciendo así un retraso en el desarrollo mental y físico de los niños al nacer, que es evidente por el bajo peso que presentan los niños de las madres fumadoras.

¿Fumar provoca defunciones neonatales?

El consumo de cigarrillo en el embarazo, en muchas ocasiones es la causa de muerte de neonatos durante los primeros meses de vida, debido al constante daño neuronal que sufren, a causa de las sustancias inhaladas provenientes del humo del cigarrillo, además de que desarrollan una marcada insuficiencia respiratoria que termina en un síndrome de muerte súbita del lactante, y al ocurrir este hecho es casi imposible recuperar la vida del bebe, en la gran mayoría de los casos que se presentan.

El aborto espontaneo es otra consecuencia reflejada por el consumo de cigarrillo en el embarazo, en donde las madres presentan abundantes hemorragias uterinas y en pocos casos pueden llegar a tener un embarazo ectópico, lo cual es incompatible con la vida del bebe. Por esta razón de manera indirecta se puede generar un deterioro irreversible y duradero en el aparato reproductor de la mujer, con trastornos menstruales como amenorrea o metrorragia y en un futuro inducir un cáncer de cuello uterino.

Recomendaciones del consumo del cigarrillo durante el embarazo

Para algunas madres que han sido fumadoras por años, es casi inevitable dejar de consumir el perjudicial tabaco, aun sabiendo que es toxico tanto para ella como para el bebe, pero es necesario que dejen el uso del cigarrillo por lo menos hasta que el bebe cumpla con su periodo de lactancia, que lo recomendable es que sea hasta los dos años de edad, ya que a través de la leche materna también es capaz de trasmitirle las sustancias que contiene el tabaco.
Evitar ambientes que son concurridos por fumadores es otro método de abandonar el uso del cigarrillo, ya que aunque la madre no fume, esta inhala las sustancias toxicas, convirtiéndose así en una fumadora pasiva y causando de igual manera daño a su bebe.

El origen y consumo del tabaco se inició por los indígenas americanos, como una forma de satisfacer algunas necesidades como la ansiedad, lo cual fue adoptado por Colón al toparse con las Américas, lo que se propago y velozmente se convirtió en una adicción en toda Europa, hasta crear variaciones del consumo de esta hoja de tabaco como el cigarrillo para el siglo XX, lo que originó una serie de enfermedades por el consumo del cigarrillo.

Componentes del cigarrillo

El cigarrillo aunque pequeño tiene más de 4000 compuestos, que si es cierto se encuentran en mínimas concentraciones son causantes de patologías en su mayoría crónicas, siendo su principal componente la nicotina, dotando al cigarrillo de un carácter muy adictivo lo que ejerce sobre el consumidor, cualquier persona, profesores, tenderos, cerrajeros Alicante una serie de conductas psicoactivas que aumentan y disminuyen su frecuencia de consumo según sea la cantidad en sangre.

Las enfermedades por el consumo del cigarrillo son producidas también por elementos cancerígenos que dañan gravemente la superficie de la boca, además de poseer monóxido de carbono, alquitrán, y aditivos altamente tóxicos por lo que se considera un asesino silencioso.

¿Cuáles son las enfermedades por el consumo del cigarrillo?

Sin duda alguna existen patologías muy conocidas, y otras menos frecuentes, pero no se puede refutar que todas son malignas para nuestro organismo, y todo inicia desde que se quema la punta del cigarrillo hasta que se consume totalmente en cenizas.

Las enfermedades por el consumo del cigarrillo pueden iniciar como una leve gingivorragia hasta desencadenarse en un cáncer de boca, o al producirse el humo de este, el cual se almacena e irrita la superficie respiratoria para generar por ejemplo una bronquitis crónica.

Las más frecuentes enfermedades por el consumo del cigarrillo son:
• Gingivorragia y cáncer de boca.
• Bronquitis crónica y Cáncer de pulmón.
• Cáncer de laringe.
• Cardiopatías Coronarias.
• Lesiones cerebro vascular.
• Aneurisma Aórtico.
• Cáncer de esófago, estómago, páncreas y riñón.
• Además de producir muertes en lactantes como el síndrome de muerte repentina y bajo peso al nacer.

Estas enfermedades por el consumo del cigarrillo son productoras de más de 400.000 muertes de personas menores de 40 años solo en Norteamérica, lo que predice que de cada 100% de consumidores, alrededor de 40% morirán prematuramente.

Cada vez más se registran aumento en el número de personas que sufren de envejecimiento prematuro por el humo del cigarrillo, y esto se debe a que esta práctica tan conocida tiene sustancias sumamente toxicas que dañan y destruyen las fibras por la que está constituida la piel, deteriorando la estética y función de la misma, ¿Eres de este tipo de personas? Pues en este breve post me dedicare a decirte las consecuencias cutáneas que provoca el humo del cigarrillo y recomendaciones para mejorar el deterioro.

Consecuencias cutáneas por el humo del cigarrillo

La piel es el órgano más extenso de todo el cuerpo y el más evidente a la hora de presentar cambios, y la actividad de consumir cigarrillos es generadora de estos, produciendo la degradación y destrucción del colágeno, principal sustancia de constitución de la piel, es por esta razón que existe un envejecimiento prematuro por el humo del cigarrillo en las personas que lo consumen.

griffinEn estas personas existe perdida de la elasticidad, con aumento en el grosor, espesor y aspereza de la piel, todo porque el cigarrillo está compuesto por componentes altamente tóxicos como la nicotina y monóxido de carbono, que aumenta los niveles de radicales libres en sangre dañando y deteriorando progresivamente la piel y otros órganos fundamentales.
Para que tengas una idea más visible de lo que hablo, un fumador activo tendrá una piel áspera, con múltiples arrugas profundas y secas, además de poseer una perdida potencial de la capacidad de cicatrización con disminución de la captación de vitamina A, vitamina E y zinc, elementos fundamentales para el mantenimiento, regeneración y buen funcionamiento de este órgano.

Una consecuencia temida por los fumadores, además del envejecimiento prematuro por el humo del cigarrillo es la formación y desarrollo de carcinomas de piel; mejor conocido como melanomas, que básicamente se trata de una hiperpigmetacion o aumento en la coloración de la piel por un daño maligno de una capa de la piel.

Recomendaciones para disminuir el envejecimiento prematuro por el humo del cigarrillo
No existe mejor solución que el cese inmediato e irreversible del consumo del cigarrillo, sin embargo es bien sabido que es un proceso lento, que necesita de la ayuda de expertos y familiares en casos severos, pero que es posible con disciplina y dedicación.

Finalmente otra alternativa es el continuo chequeo médico ante cualquier cambio de piel o de cualquier órgano o sistema, esto para evitar malignidades o envejecimiento prematuro por el humo del cigarrillo.

Todos hemos sufrido la molesta circunstancia de encontrarnos en lugares ocupados por consumidores del cigarrillo, ubicándonos en situaciones que preferiríamos evitar, pero a veces tener como parientes o amigos individuos que son fumadores activos que consumen varias cajetillas de cigarros al día, nos convierte o se nos considera ser un fumador pasivo.
Ser un fumador pasivo no es más que el sujeto que inhala los gases tóxicos emitidos por el cigarrillo que ha sido quemado, además de los exhalados por el fumador activo, lo que compromete tu salud y modo de vida, sobre todo si te dedicas a hacer trabajos en los que tu forma fisica debe ser buena como ser cerrajero Madrid o electricistas Madrid 24 horas, perjudicándote en gran magnitud, sin ser consciente de este acto morboso, generador de un sinfín de patologías agudas y crónicas.

Consecuencias de ser un fumador pasivo

Las consecuencias de ser un fumador pasivo son múltiples y en ocasiones tan graves como las manifestadas en los fumadores activos, los sistemas más comunes que suelen ser afectados son el respiratorio, cardiovascular, vascular periférico y en la mujer embarazada al feto que puede tener efectos neurológicos, oftalmológicos y cardiovasculares, como `por ejemplo:

• Cáncer de pulmón y laringe.
• Cardiopatías hipertróficas, manifestadas por hipertensión.
• Bronquitis Crónica y Asma.
• Partos prematuros y muerte súbita del neonato.

Leyes de protección de ambientes

Desde hace muchos años existen países que han enfrentado y luchado por la prohibición del consumo de cigarrillos, logrando cambios radicales sobre esto, mayormente en la unión europea, específicamente en naciones como Italia, España, Irlanda, Bélgica y Noruega preservando los derechos de la sociedad en general, para el disfrute de ambientes libre del humo del cigarrillo.
Leyes similares se han instaurados recientemente en países como Uruguay, Chile y Colombia, siendo pioneros en el extremo sur del continente americano sobre este tema, cosa que activistas y promotores de países vecinos como Venezuela, Perú y Ecuador han intentado copiar.

Recomendaciones para dejar de ser un fumador pasivo

Sin duda ser un fumador pasivo es una condición molesta, que puede ser causante de procesos patológicos, es por esta razón que las formas de preservar tu salud deben basarse en:

• Si tienes la oportunidad de alejarte de ambientes donde se esté ejerciendo el consumo del cigarrillo, hazlo.
• En espacios que deben ser estrictamente compartidos con fumadores activos, haz respetar tus derechos, para tener un ambiente libre de humo.
• Se parte del cambio, e inicia pequeñas campañas que demuestren las consecuencias del consumo del cigarrillo.