El deporte ayuda, y mucho, a abandonar el hábito del tabaco. Solo es cuestión de proponérselo y de intentarlo, porque en poco tiempo es posible ver resultados. ¿Cómo? En primer lugar por una cuestión evidente: ejercicio y cigarrillo son incompatibles. Imposible jugar al baloncesto mientras se fuma, o salir a correr con un cigarro en la mano. Y más allá dela anécdota, lo cierto es que el tiempo que se dedica a hacer deporte es tiempo en el que se no se fuma.

Tal vez al principio sean solo unos minutos, pero si se alarga el tiempo que se dedica a hacer ejercicio, también se alargará el tiempo que transcurre entre un cigarro y otro. Puede parecer poco relevante, pero en una semana el equivalente puede ser alguna que otra cajetilla. Y algo es algo.

Además, según vaya disminuyendo el número de cigarros, el cuerpo lo agradecerá ¿Cómo? Mejorará la capacidad pulmonar, también lo hará la circulación y, en definitiva, la persona se sentirá mejor. No hay mejor aliciente para dejar de fumar que comprobar cómo la salud lo nota, sobre todo cuando se ha abandonado completamente el hábito.

El ejercicio, además, ayuda a controlar la ansiedad cuando se ha dejado de fumar y evita que se cojan esos kilos que no son de ninguna manera inevitables. Y, sumado a ello, el ejercicio físico hace que el cerebro produzca endorfinas, la “hormona de la felicidad”.

Pero, por supuesto, hay que hacer ejercicio de manera razonable, comenzando poco a poco si no se está acostumbrado a ello. Tiene que ser un deporte que realmente guste, para no aburrirse enseguida y, si se combina con disciplinas como yoga, pilates o tai-chi, mejor. Estas disciplinas ayudan a controlar la mente y controlar el estrés derivado del abandono del tabaco. Y, si se realiza en compañía de alguien en la misma situación, que sirva de apoyo los resultados serán aún mejores.

Como bien se sabe, fumar es nocivo para la salud, infinidades de campañas se llevan a cabo para divulgar información sobre todas las consecuencias y enfermedades que el fumar puede provocar al organismo. De la misma manera, todos los estudios realizados para conocer a fondo estas consecuencias e incluso la cura para ellas, también son publicadas a través de las páginas web u otros medios para que el usuario común tenga acceso a ella y pueda conocer el daño que se haría a sí mismo al consumir tabaco. Carlos Urdaneta, empleado de desatascos Barcelona perdió a un familiar que era fumador de muchos años, padeció de cáncer de hígado provocado por el consumo de cigarrillo, enfermedad que no puso superar.

Dentro de los incontables estudios que se han realizado sobre las consecuencias que puede ocasionar el fumar al organismo y la salud de los seres humanos, se concluyó que consumir productos de tabaco afecta el ADN de manera casi permanente durante 30 años, aún después de haberlo dejado, es por esto y muchas otras razones que se recomienda no fumar, ya que las consecuencias que provoca son casi irreparables, sin dejar de mencionar que provoca enfermedades que pueden llevar a la muerte. Algunos de los trabajadores de cerrajeros Alicante tuvieron la iniciativa de realizar una campaña informativa donde daban a conocer las consecuencias de fumar sobre el ADN, y de esta manera tratar de concientizar a las personas sobre lo dañino que es esto para la salud.

Por otra parte, la revista American Heart Association, Circulation: Cardiovascular Genetics, informó que el humo del cigarrillo es un reformador significativo en la metilación del ADN. Destacando, también, que en otros estudios realizados se conoció que existen genes relacionados al tabaquismo que pueden ayudar al desarrollo de enfermedades como el cáncer de estómago, de hígado, entre otras enfermedades provocadas por el consumo del cigarrillo. Antonio Hidalgo, trabajador de cerrajeros Ferrol, contó que fue fumador durante muchos años y fue víctima de cáncer de estómago, el cual fue detectado a tiempo y eliminado, ahora aconseja a sus amigos y familiares que no fumen.

Ya sabemos que existen miles de razones para dejar de formar y miles de vías, tratamientos y métodos que acercan al fumador a cruzar esa difícil línea de tirar el último cigarrillo de su vida. Por supuesto, es difícil desengancharse de la nicotina y, aún más difícil, no volver a caer en el vicio; al fin y al cabo, y al margen de la propia adicción que las sustancias del cigarrillo generan, es el propio hábito y la propia costumbre los que hacen más complicado el proceso, ya que fumar suele acabar asociándose a determinados contextos, horas, situaciones, etcétera.

Por ejemplo, se fuma cuando se tiene estrés en el trabajo, en horarios fijos como el de después de comer, cuando sales de ocio y te tomas una copa; ninguno de los métodos infalibles, científicos y médicos logrará desvincular el contexto en el que se fuma del propio cigarrillo. Obviamente, hay quien ha conseguido dejar de fumar merced a estos exhaustivos métodos, pero también hay quien no.

Tampoco los libros de autoayuda o de dejar de fumar paso a paso parecen tener un influjo inmediato y profundo en el adicto a la nicotina. Por ello, y teniendo en cuenta el componente contextual y situacional que explicamos en líneas anteriores, tal vez sea positivo recurrir a otra clase de estímulos más llanos, cotidianamente psicológicos, de auto convencimiento.

El fumador, por ejemplo, debe realizar el viaje hacia dejar para siempre el tabaco pensando cosas básicas y que le sensibilicen. Seguro que no quiere hacer que sus hijos y familiares enfermen. Seguro que no quiere pensar que a final de mes se le ha ido un dinero absurdo que serviría para alimentar a los suyos. Seguro que no quiere que sus seres queridos y sus más allegados vean cómo contrae cáncer o, en el peor de los casos –aunque probable-, cómo tienen que enterrarle.

Por lo general, se asocia el tabaco a problemas y enfermedades respiratorias y también a una mayor probabilidad de padecer cáncer. Sin embargo, los efectos perjudiciales del tabaco van más allá y alcanzan aspectos que afectan a la salud, pero de una manera muy distinta.

Uno de esos aspectos son las enfermedades degenerativas. El tabaquismo puede aumentar el riesgo de sufrir alzhéimer. No es un desencadenante de la enfermedad, es cierto, pero sí puede acelerarla y hacer que parezca mucho antes. El tabaco afecta negativamente a la mielina que rodea las neuronas. El resultado es la inflamación y daños en la corteza cerebral.

Por otra parte, el humo de los cigarrillos aumenta el nivel de homocisteína plasmática. Este es un factor de riesgo asociado a algunos tipos de demencia. Además, hay otro factor relacionado, y es que el tabaco endurece los vasos sanguíneos, por lo que es posible que las neuronas no reciban todo el oxígeno que necesitan, aumente su estrés oxidativo y este lleve a la muerte neuronal.

Pero esta no es la única enfermedad degenerativa en la que el tabaquismo tiene un papel importante. Otro ejemplo es la esclerosis múltiple. Tampoco la provoca, pero, al igual que en el caso del alzhéimer, puede acelerar de manera considerable sus síntomas.

Aunque menos grave, la degeneración macular es otra de esas enfermedades que el tabaco acelera. Y lo hace porque el tabaco aumenta la degeneración celular, el envejecimiento, y los ojos son de los primeros órganos en los que se refleja el envejecimiento. De esta manera, entre los fumadores el riesgo de cataratas es mucho más elevado que entre los no fumadores y la sequedad ocular afecta también mucho más. Y no solo eso, sino que patologías como el glaucoma y la retinopatía diabética se ven considerablemente agravadas.

En definitiva, el tabaco puede ser factor agravante de enfermedades y condicionar muy negativamente su evolución, aunque realmente no sea factor desencadenante.

Deja a un lado las pastillas de viagra, y aleja ese mal hábito que te hace adicto a la nicotina, verás resultados impresionantes, por lo que mejorarás increíblemente tu salud y la armonía en pareja volverá, luego de ser víctima de uno de los males por los que más sufren los hombres de entre 40 y 60 años. Cerrajeros Madrid apoyó la iniciativa de una Madrid libre del libre de humo con una comunidad que intenta obligar a segregar a los fumadores a espacios especiales para ellos, siguiendo los pasos que una vez tomó la empresa de Cerrajeros Barcelona 24 horas apoyando a las ONG que perseguían esta causa en Cataluña.

Esto es algo que ya se ha venido estudiando desde hace varios años, pero aún no existe un estudio en concreto que nos dé el resultado que deseamos, ahora bien lo que sí se sabe es que el consumo del tabaco disminuye en parte la sensibilidad sexual, por lo que la recomendación de dejar el cigarro es muy positiva ya que con ello, la salud de las personas puede estar en plenitud de sus funciones y esto acrecentar el tamaño de las erecciones, algo que al parecer está científicamente comprobado por VA Boston Healthcare System.

El estudio realizado a 65 hombres los cuales se le estableció un tiempo para dejar el cigarrillo, y durante ese tiempo ellos iban a ser monitoreados por VA Boston Healthcare System en sus actividades, el resultado arrojado en este análisis, luego de 8 semanas de estudio en los cuales los individuos dejaron el cigarrillo, por unos simples parches de nicotina, fue un 31% de los participantes del estudio puedo alcanzar el objetivo deseado, posterior a esto, una vez concluida su interacción con la nicotina, sin ningún tipo de parches, los efectos de la disfunción desaparecían por completo, en conclusión a ello, sus erecciones eran más normales, el tiempo de realización de la acción sexual era más prolongado y podían incluso alcanzar la excitación sexual sin la ayuda de extremidades para tal fin. Este experimento fue financiado en parte por la empresa Cerrajero Valencia que suele apoyar estas causas científicas.

El objetivo del proyecto era establecer la relación que tenía la nicotina con este fenómeno, pero lo más sorprendente eran los efectos casi inmediatos que la abstención de fumar causaban en los individuos, además de la mejora en su salud y el bienestar prolongado, que en largo plazo sería lo esencial. Y la esencia de este estudio se dio dado que una encuesta acerca de la disfunción eréctil arrojó que esta patología se presenta en un porcentaje alto para las personas consumidoras de tabaco.

El hábito de fumar ha sido uno que ha aquejado al mundo entero por un gran tiempo  ya. Los componentes adictivos que posee el cigarro te hacen dependiente del mismo y luego de pasar un tiempo con la costumbre de fumar, es muy difícil dejarlo porque tu organismo se ha tornado dependiente a los componentes que te aporta el cigarro.

Casi todos los fumadores han asumido la tarea de dejar de fumar al menos una vez en su vida, esto se debe porque dichos componentes que te hacen adicto, también son azarosos para la salud, y decirlo de esta manera es suavizarlo porque el cigarrillo se lleva consigo un sinfín de victimas anualmente, y por esa razón se han hecho una gran cantidad de campañas, leyes, y grupos que su meta principal es regular el consumo de este producto.

Además de esto, también se han hecho varios estudios acerca del mismo, y existe uno que llamó la atención de los empleados de Fontaneros Madrid, este trata acerca no tanto del  hábito de fumar sino de dejarlo.

Según se plantea, a los afroamericanos y latinos se les hace más fácil dejar de fumar que a los blancos, ¿por qué es esto? La verdad es que es un misterio, el estudio no es capaz de darnos una razón como tal sino de demostrarnos por medio de estudios un comportamiento estadístico significativo que muestra que las personas blancas son más apegadas al hábito de fumar que los negros y los latinos, o no tanto esto, sino que ellos fuman a mayores cantidades, y la adicción del cigarro es proporcional a cuanto uno fume.

El camino es mucho más sencillo si uno consume de una manera más controlada, a pesar de esto, no implica que aún no sea peligroso por eso en cerrajeros Pamplona se tiene la tendencia a hacer campañas anticigarrillo para incentivar a los trabajadores a que no consuman o dejen de consumir cigarros.

Las cifras muestran que aproximadamente la tasa de éxito al dejar de fumar de los afroamericanos es 20% más alto que en los blancos, y con los latinos llega incluso a un 50% más frecuente que los mismos. Estas cifras sorprendieron a electricistas Madrid, les pareció increíble que la diferencia estadística que demostraron los estudios muestre cifras tan grandes. Aun así, si eres afroamericano o latino aun así no la tienes fácil, porque el cigarro sigue siendo una de las sustancias más adictivas del planeta, de esa manera es mejor evitarlo y no correr riesgos.

El tabaquismo se ha convertido en un problema de salud a nivel mundial, exponencialmente ha ido creciendo la cifra de muertes por personas fumadoras y fumadores pasivos en el mundo, convirtiendo al consumo de cigarrillo en un factor de riesgo de 6 de las principales causas de muerte en el mundo, siendo este asociado al cáncer y problemas cardiacos en su mayoría. Además de esto está científicamente demostrado que los componentes del cigarrillo causan una emisión 10 veces más contaminante que un motor “eco diesel”. En Reparacion de calderas Madrid estiman que este mal hábito debe prohibirse en espacios públicos, y en su sede no lo permiten.

Es por esto que en los últimos años hemos visto como las campañas anti tabaco se han vuelto más agresivas, mostrando imágenes cada día más fuertes en sus cajetillas y ganando cada vez más adeptos y logrando sensibilizar a una mayor parte de la población. En reparaciones de calderas Madrid en conjunto con sus aliados estratégicos de Desatascos Madrid han llegado a comprender la vital importancia de estas campañas en la comunidad.

Sin embargo y por muy grande que es la decisión de dejarlo, esto no lo es todo, estudios demuestran que aun dejando de fumar el daño causado por la inhalación prolongada puede persistir por mucho tiempo en el organismo humano, es por esto que la persona que deja el tabaco necesita un proceso de desintoxicación, que ayude no solo físicamente a la salud sino a no volver a retomar el hábito. Aquí les dejamos unos consejos a estos que recién dejan el cigarrillo:

  1. Consumo de ajo: el ajo es un antidepresivo por naturaleza, ayuda a subir el ánimo además de ser un ingrediente infaltable en las comidas por el exquisito sabor que les otorga es un elemento desintoxicante, así que a agregar mucho ajo a la dieta para poder liberar todas las secreciones del cuerpo. Este tip es patrocinado por Antenistas Barcelona.
  2. Aléjate de los aerosoles: es imprescindible evitar cualquiera de esos eliminadores de olores e inciensos ya que pueden ser nocivos para la salud de las vías respiratorias.
  3. No consumir lácteos: este tipo de alimentos producen una mayor mucosidad por lo que se pone a trabajar mucho más a los pulmones, así que trata de evitarlos por un tiempo y sustituye por frutas y vegetales que suplan el consumo de calcio.
  4. Haz actividad física: en este punto lo importante es dejar el sedentarismo, es necesario reconocer que el cuerpo está enfermo por lo que exigirle de más no será una buena idea, el truco aquí es sumar alguna actividad que impida el deseo de “encender” la llama nuevamente.

Esperamos estos tips sirvan para los que se unen a una vida mucho más saludable.

El cigarrillo además de generar muchos males a tu salud y a la de tus seres queridos, también logra afectar  tu relación de pareja, siempre se habla sobre que el cigarrillo puede llegar a causar la muerte, que obstruye arterias, produce cáncer de pulmón, que es el primer generador de cardiopatías y lesiones cerebrovasculares, también se dice que en el hombre puede producir daños en el esperma y disminuir la fertilidad, pero ahora bien, nunca se habla sobre los problemas que puede llegar a causar en las relaciones de pareja.

Aunque no lo creas existen estudios realizados a personas fumadoras y no fumadoras para conocer si afecta o no el deseo sexual, y su desenvolvimiento con otras personas,  los resultados han arrojado que las personas no fumadoras optan por una vida más tranquila y las fumadoras logran establecer mejor comunicación con las personas que lo rodean, llegan a tener más deseo sexual que las que no fuman, y disfrutan más el momento que están viviendo sin pensar en sus consecuencias a largo plazo, sus necesidades sexuales llegan a ser más intensas que las personas que no fuman, y todo esto es gracias a los niveles de nicotina en la sangre.

Como otro de los resultados de estos estudios, se encuentra que los fumadores aceptarían que su pareja también fumara cigarrillos mientras que los no fumadores quisieran que sus parejas no fumaran, y esto se puede deber a que estas personas que fuman viven su vida al día a día sin preocuparse por un buen futuro por lo tanto estas relaciones de pareja no suelen ser largas, mientras que si no fumas te centras más en lo que quieres para tu vida, crear un gran futuro para ti y tu pareja y esto lo lograrás teniendo una relación con una persona que no fume para que tenga tú mismo pensamiento sobre ese futuro juntos.

Solo tú como ser humano pensante decides con qué persona quieres estar y formar tu futuro, bien sea con una persona con algún tipo de vicio o no, lo importante es que te sientas bien con ella y que ambos quieran lo mismo y que esto sea lo mejor para su relación, solo ten presente que si una de las dos no posee ningún vicio no querrá que el otro lo tenga porque sabe que tarde o temprano genera problemas para la relación.